Paseos

Pucara de Tilcara

A sólo 1 kilómetro de Tilcara se encuentra el Pucará de Tilcara, un museo de sitio que forma el atractivo más conocido del lugar.

Fue reconstruido de acuerdo a su estado original con cuidadosos estudios y es uno de los tesoros arqueológicos más visitados de la Quebrada.

El paseo se completa en el Museo Arqueológico para conocer mejor cómo fue la vida en la aldea y la zona.

Iglesia de San Francisco

Como en todos los pueblos y ciudades de la Quebrada de Humahuaca las iglesias forman un atractivo singular y principal, junto a las plazas, los museos y los artesanos de cada lugar.

La iglesia de San Francisco se ubica frente a la plaza Sargento Antonio Peloc y es una de las imágenes o postales más buscadas en Tilcara.

Dentro de la Iglesia se encuentran los restos del Coronel Manuel Alvarez Prado que defendió de las tropas realistas a la Quebrada de Humahuaca durante las guerras de la Independencia.

Museo de Arqueología

El Museo Arqueológico “Dr. Eduardo Casanova” forma parte del Instituto Interdisciplinario Tilcara, que depende de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, y resguarda material representativo de las culturas andinas.

Se ubica en el centro de Tilcara y posee un diseño donde se intenta contextuar las exhibiciones con su ambiente natural del Noroeste Argentino, Bolivia y Perú. Dichas exhibiciones muestran material desde los primeros nativos hasta la época de la conquista española.

El recorrido del museo se debe realizar con algo de tiempo ya que posee 7 salas y patios integrados a las mismas, con mucha información y material que ayuda a comprender la historia en la región y nuestro lugar en ella.

Entre el material que representa a las culturas prehispánicas que se exhibe, se destaca una momia en excelente estado de conservación, con su cabello, pestañas, uñas, vestimentas y hebillas. De estas culturas se destacan la del Tiahuanaco de Bolivia y las nativas de la Quebrada de Humahuaca.

Se pueden observar materiales pertenecientes al Imperio Inca que ocupó un sector del noroeste argentino entre 1480 y 1520.

Museo de Bellas Artes

Hugo Irureta nació en Buenos Aires y realizó trabajos como artista desde el año 1949, la fundación Hugo Irureta se creó en el año 1987 y al mismo tiempo abrió sus puertas el museo para exponer diversas obras.

El museo se ubica en el centro de la ciudad de Tilcara en una casona colonial que perteneció a la familia Lozano y desde su primera exposición, en el año 1988, la fundación tuvo como finalidad promover el arte y la cultura en el noroeste.

Museo de Esculturas

En este Museo de Esculturas de Tilcara se repasa y ponen en valor los trabajos que el escultor Ernesto Soto Avendaño realizó durante su carrera, entre los que se incluye en Monumento a la Independencia de Humahuaca.

Ubicado frente a la Plaza Belgrano, el museo fue inaugurado en el año 1974 con el artista en vida.

Al recorrer el museo se pueden visitar diferentes salas donde se exponen más de 42 piezas originales en yeso, entre los que destacan “Cansancio”, “La Pena”, “El Trabajo” y una miniatura del Monumento a la Independencia que modificó la imagen y los paseos en Humahuaca.

En el Museo de Esculturas “Ernesto Soto Avendaño” también se realizan cursos, exposiciones temporales, actividades artísticas y culturales.

Garganta del Diablo

La Garganta del Diablo de Tilcara, es un destino al que se llega luego de un paseo entre las montañas de la Quebrada de Humahuaca. Son 8 kilómetros accesibles en auto y otro para caminar o a caballo, aproximado solo 2,5 km.

Se llega a la cascada más grande, caminando junto al río en la misma dirección de la que se venía desde Tilcara, o sea contrario a la corriente del río. Es un camino entre paredones naturales, entre cavernas y rocas caídas hasta llegar a una pequeña cascada que antecede a la cascada más grande. El camino se encuentra natural y el agua pura da vida a esta parte del valle por eso se ruega su respeto y no contaminar. El camino no es muy accesible cuando sube el agua.

En el lugar no hay servicios, por lo que se puede disfrutar del paisaje y si se come algo se debe volver con toda la basura generada.